La fundación de la Pontificia y Real Archicofradía del Santísimo Sacramento, según consta en los libros parroquiales, se remonta a los primeros años del siglo XVI, figurando como Cofradía de adoración y culto al Santísimo Sacramento. Cuenta con varias Bulas papales concediendo indulgencias: Paulo V en 1606, Clemente X en 1676, Benedicto XII en 1749, León XII en 1828 y Pío VII en 1845.

La primera documentación escrita que posee la Archicofradía se remonta al año 1859, año de su reestructuración y en el que se aprueban sus Estatutos por el Vicario Eclesiástico de esta Ciudad y Caballero de la Orden de Santiago, Francisco Delgado y Ayala; y siendo a la sazón párroco de San Bartolomé, Francisco Gabriel Leal. Estos Estatutos fueron editados en Sevilla ese mismo año, siendo redactados por D. Francisco Pérez de Guzmán y Sotomayor, y D. Ramón Ceballos y Rico, Hermanos Mayores de la Archicofradía.

El primer paso de la Archicofradía fue de la Santa Cena. No obstante, en un acta de 1870 se nombra al Señor de la Humildad como un paso titular de la misma.

En febrero de 1953, se incorpora la imagen del Cristo de la Piedad, que solamente procesiona durante un año. No volverá a procesionar hasta 1973 tras ser restaurado por el escultor onubense León Ortega en el año 1972, quien confirma la exquisitez de la talla.

Años más tarde, en 1974, se encarga al escultor e imaginero sevillano Luis Álvarez Duarte la realización de una Dolorosa por ser la Virgen del Reposo, titular de la Archicofradía, una advocación mariana de Gloria. La nueva dolorosa procesiona ese mismo año bajo al advocación de María Santísima de la Paz. En el año 2001, se le otorga el nombramiento de Madrina de la Policía Municipal de Jerez de los Caballeros. La Virgen del Reposo pasará a procesionar cada 24 de agosto junto al Patrón de Jerez de los Caballeros, San Bartolomé.

Se estrena banda de cornetas y tambores en el año 1995, pero pocos años después desaparecería.

En el año 2006, la Archicofrafía estrena la Casa de Hermandad y se prepara el salón Museo de enseres.

Esta Archicofradía comenzó la remodelación y cambio de todas las túnicas viejas por túnicas nuevas en el año 1998, contando con un total de 500 túnicas y desfilando aproximadamente sobre 250-300 nazarenos. Para la Semana Santa de 2020 se confeccionaron nuevas túnicas. La vestimenta se compone de: i) saya blanca con botonadura celeste; ii) cinturón, babi, capirote y capa celeste; y iii) medalla colgada al cuello representando una custodia como símbolo de la Archicofradía y escudo bordado en la capa.


Bibliografía

Archivo Documental de la P. y R. Archicofradía del Santísimo Sacramento.